Más del 30% de los argentinos cambiará el destino de sus vacaciones por la crisis

                RedacciónEDA

El impacto de la reciente megadevaluación del peso y, sobre todo, la imprevisibilidad de la evolución del dólar han llevado a uno de cada tres argentinos a reprogramar sus vacaciones de destinos internacionales a otros de cabotaje.

Un relevamiento publicado por el sitio Alquiler Argentina, realizado sobre más de 5000 usuarios, confirma la tendencia a elegir destinos locales, con lo que no se ven obligados a resignar tiempo vacacional y quedan a cubierto de eventuales nuevas corridas de la divisa estadounidense. El 31% de los encuestados reconoce este cambio de planes.

En unos pocos casos, los encuestados optaron por la estrategia contraria, la de mantener el destino y reducir comodidades o tiempo de estadía, fortaleciéndose la estrategia de alquilar en grupo, con una fuerte tendencia a buscar casas para entre 8 y 12 personas.

Judith Gómez Pereyra, coordinadora de marketing del sitio Alquileres Argentina, explica que la estrategia de compartir casa pisa fuerte desde el año pasado: “Las casas más grandes, para 8, 10 o 12 personas son las primeras en salir. Este verano más que nunca se prioriza lo que resulte más accesible al bolsillo, es decir, no se buscan tanto los alojamientos con servicios y amenities que encarecen un montón. Por eso se va a lo más sencillo”.

Según el informe, el presupuesto promedio para las vacaciones 2019 es de aproximadamente 50 mil pesos por familia, incluyendo transporte y alojamiento, en un año en que los alquileres en los destinos vacacionales locales subieron en promedio un 30%, muy por debajo de la proyección de inflación anual ya que aplicar un estricto 45% hubiera implicado una fuerte caída de la tasa de ocupación en un mercado con el poder adquisitivo muy golpeado.