Más aumentos: Esta semana remarcarán alimentos hasta un 15%

                RedacciónEDA

Esta semana muchos supermercados y comercios aplicarán una nueva remarcación de hasta 15% en distintos productos alimenticios. Un nuevo golpe al salario, que impacta mucho más intensamente en los sectores más desfavorecidos.

Hace pocos días ya se registraron aumentos en góndolas de alrededor de un 5% para productos básicos como el aceita, la harina y el arroz. Y se anticipó que las listas de precios de empresas como Arcor llegaron con una remarcación de precios de entre 10 y 15%, de Dulcor entre 7 y 12%, de Unilever entre 6 y 7%,lo mismo que de Nestlé. También se remarcarán los fiambres, lácteos, yerbas y la lavandina, además de los clásicos aumentos de los productos que componen la canasta navideña.

Las propias cadenas de supermercados, que vienen registrando fuertes caídas en sus ventas hace por lo menos siete meses de forma ininterrupida, sostienen que la situación es “terminal” porque los proveedores no dejan de aumentar, al tiempo que suben los costos y caen las ventas. Fuentes del supermercadismo consideran que el escenario ya es claramente de “estanflación” y no ven soluciones a corto plazo.

La decisión de las empresas fabricantes de alimentos organizadas en la cámara Copal desmiente los pronósticos del ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, que hace pocos días había vaticinado que “en los próximos meses los precios se desacelerarán”. La fuerte remarcación de este mes, más los aumentos de fin de año, contribuirán a cerrar un año de inflación descontrolada, que puede llegar a totalizar casi un 50% de aumento, cuando el pronóstico original del oficialismo primero fue de 10 puntos, para corregirlo en diciembre de 2017 por un 15%.

De todos modos, más allá de las estadísticas oficiales de inflación del Indec, lo cierto es que los alimentos básicos (que tienen un peso mayor en el gasto de la población más vulnerable económicamente) han incrementado sus precios muy por encima del promedio inflacionario, llegando a superar el 150% en productos como el aceite o la harina.