Los nuevos créditos UVA tienen cuotas que triplican a un alquiler

                RedacciónEDA

Después del boom de créditos ajustables por inflación (créditos hipotecarios UVA) de los últimos dos años, la corrida cambiaria y la disparada inflacionaria de 2018 ya volvieron a hacer casi imposible el financiamiento para una familia de clase media. La cuota para el monto necesario para comprar una vivienda pequeña en la Ciudad de Buenos Aires ya triplica lo que podría pagarse por el alquiler de una casa de similares características.

Así, la absoluta mayoría de la población ya no tiene forma de calificar para un crédito hipotecario de este tipo. Si a mediados de 2017 bastaba con demostrar ingresos por 26.400 pesos por mes para acceder al 80% de financiamiento de un dos ambientes usado en un barrio medio de la ciudad (con una cuota de 6750 pesos mensuales, menos que un alquiler), hoy el ingreso mínimo que requeriría el banco es de 130 mil pesos, con cuotas que arrancan en 33 mil pesos (el triple de un alquiler de alrededor de 11 mil pesos en promedio).

Además, con el aumento de los precios en pesos de los departamentos, el 20% que debía aportar el beneficiario del crédito en 2017 era de 367 mil pesos y hoy es de 931 mil (de 21 a 40 sueldos promedio). Desde el año pasado los departamentos además subieron alrededor de un 17% en dólares.

Alejandro Juan Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina explicó, en diálogo con Clarín: “La gran causa es que el dólar pasó de $ 17 a casi $ 40, y los precios en dólares de las propiedades se mantuvieron. Así, en pesos, las viviendas hoy valen más del doble”.  “Hoy casi nadie que necesite el 70% o el 80% del valor está pudiendo acceder a un préstamo. No llegan a calificar. Definitivamente, una cuota de $ 30 mil no es accesible para esas familias. Por eso, la gran caída en la demanda”, añadió.

Otro factor negativo que concurre para hacer casi imposible el acceso al crédito es el del fuerte aumento de las tasas de interés, que hace un año en Banco Nación eran del monto de la inflación más un 3,5% y hoy suman un 10%.

Según informes oficiales del Banco Central, en octubre los créditos hipotecarios UVA cayeron un 77% respecto de marzo (mes en el que se alcanzó el récord de 13.937 millones  de pesos. Para el Colegio de Escribanos, las operaciones con hipoteca bancaria cayeron un 81,7% interanual en octubre y el nivel general de escrituras retrocedió hasta los niveles más bajos de 2013.