Los docentes bonaerenses rechazaron la nueva oferta del gobierno provincial

                RedacciónEDA

Los docentes bonaerenses tomaron contacto con representantes del gobierno provincial y rechazaron la nueva oferta salarial que escucharon, que se trató de un incremento del sueldo igual a la inflación de este año, más un 5% adicional. Los sindicatos ahora deben decidir en asamblea si toman, o no, medidas de fuerza.

Desde la administración de Vidal apuntaron que la propuesta garantiza “un salario mínimo para los docentes de $20.150 para marzo, en el caso de un ingresante con turno de mediodía, y una oferta para este año que contempla la inflación del INDEC, más 5 puntos porcentuales”. Además hicieron hincapié en que las clases debían empezar en tiempo y forma y que la proposición apuntó a que ningún maestro esté por debajo de la línea de pobreza.

No obstante, los maestros consideraron que el gobierno no tomó en cuenta su principal reclamo: la recuperación del poder adquisitivo del sueldo, que cayó, según sus cálculos, 16 puntos el año pasado. Para Roberto Baradel, de SUTEBA, “no hay propuesta de aumento salarial. Y hay una consolidación de la pérdida del poder adquisitivo del año pasado, entonces la propuesta 2019 es seguir a la inflación relativamente”.

“Toda esta propuesta fue rechazada categóricamente porque no da respuesta a la pérdida en el ingreso de los docentes, son cifras que no llegan a cubrir ni una parte de las facturas de los servicios públicos”, agregó al retirarse del Ministerio de Economía la tutlar de FEB, Mirta Petrocini.

En otro orden, los maestros reclamaron por las reformas y el mantenimiento edilicio de los edificios escolares. “Hay escuelas con riesgo de inicio, no son seguras, la provincia sólo está cumpliendo entre el 10 y el 20% de lo que se comprometió en cada uno de los municipios”, advirtió Baradel.

Luego de la reunión con los gremios, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, expresó que la oferta se basó en “empatar” la inflación y añadir cinco puntos “extra”, además de poner sobre la mesa mejoras sobre el salario inicial. La idea, sostuvo, es “garantizar un mínimo al cargo docente inicial que a fin de año pasado ascendía en jornada simple a 16.700 pesos y llevarlo a 20.150 en el mes de marzo”, además de contemplar el caso de que “el docente que demuestre que está por debajo de la línea de pobreza la provincia podría complementar el ingreso”.