Loma Negra: se dictó la conciliación obligatoria para retrotraer los despidos

                RedacciónEDA

Días después de anunciarse el cierre definitivo de la planta de la localidad bonaerense de Barker, donde se encuentra la cementera Loma Negra, que despidió a 110 trabajadores, y a 220 contratistas, finalmente se dictó la conciliación obligatoria en el conflicto por 15 días hábiles en el intento de reincorporar a los trabajadores.

La negociación se llevó a cabo entre las partes en el Ministerio de Trabajo en Tandil, y tras esta definición, los empleados que habían sido cesanteados deberán ser reincorporados. El martes y el jueves de la próxima semana se pondrán en marcha las audiencias entre el gremio, la compañía y el Ministerio de Trabajo, ya en la ciudad de La Plata, capital de la provincia.

Desde la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Héctor Laplace, «la fábrica está paralizada desde hace unos 40 días, aunque los operarios perciben de forma normal sus salarios», y había adelantado que cien trabajadores comenzarían a recibir los telegramas de despido casi de inmediato, si bien «la firma se comprometió a abonar el ciento por ciento o más de las indemnizaciones de ley».

La Planta está ubicada a unos 100 kilómetros de Tandil y a 80 de Benito Juárez, la cabeza de partido, y el 80% de la actividad de Barker se concentra desde hace seis décadas alrededor de Loma Negra, por lo que evaluó que «el cierre provocará una verdadera eclosión social».

Eso motorizó una asamblea ciudadana que determinó el cierre de todos los comercios y la suspensión de clases el pasado viernes, a la espera de visibilizar la gravedad del problema.

El conflicto comenzó en marzo último y, luego de un paro decidido por la seccional local de la AOMA, la Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por un período hábil de 15 días, que luego prorrogó por otros cinco y expiró el martes pasado.