La Unión Industrial desconfía del acuerdo entre el Mercosur y Corea del Sur

                RedacciónEDA

En medio de un contexto de incertidumbre industrial, donde todavía no se saben los efectos y costos de la corrida cambiaria de la semana anterior, funcionarios de la cancillería argentina llegarán el próximo viernes a Seúl donde el Mercosur y Corea del Sur comenzarán las tratativas para firmar próximamente un acuerdo de libre comercio.

Este convenio generó gran preocupación en la Unión Industrial Argentina. Desde la entidad manifestaron “esperemos que se trate de una oportunidad para la industria y no sólo para los bienes agrícolas”, en realidad más preocupados porque pueda ingresar al país un aluvión de productos coreanos y no que realmente sea un mercado donde podamos obtener una ventaja cualitativa.

En este caso, Corea del Sur puede ser un peligro si les abrimos el juego en las MOI (manufacturas de origen industrial)” señaló la UIA y advirtió “la experiencia con la Unión Europea no ha sido positiva en cuanto a la transparencia” motivo por el cual “esperamos ser convocados con anticipación”.

El embajador de Corea del Sur en la Argentina, Lim Ki-mo, dijo recientemente que el acuerdo comercial que su país negociará con el Mercosur puede “resultar fundamental” para potenciar el comercio con Argentina y las inversiones coreanas en el país. “Hay varias empresas coreanas interesadas en el potencial de Argentina, sobre todo en las áreas de recursos naturales, energías renovables, construcción de autopistas y puentes”, aseguró.

La ceremonia de lanzamiento de las negociaciones Mercosur-Corea se llevará a cabo el viernes 25 de mayo a partir del mediodía en los salones del Hotel Grand Intercontinental Parnas, ubicado en el barrio de Gangnam, al sur de Seúl.

Y será el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser quien esté al mando de la comitiva. La apertura estará a cargo del ministro de Comercio, Industria y Energía, Paek Un-Gyu  y luego los cuatro jefes de las delegaciones del Mercosur podrán tomar la palabra para hacer sus exposiciones que darán lugar luego a la creación de un documento, cuyo contenido genera mucha desconfianza entre los industriales de nuestro país.