La línea 88 amenaza con el cierre y peligran 250 puestos de trabajo

RedacciónEDA

Los trabajadores de la línea de colectivos 88 están llevando un paro de actividades por la falta de pago de los salarios de este mes. La empresa Expreso Liniers plantea incluso la posibilidad de cerrar denunciando un desigual reparto de subsidios por parte del Gobierno nacional luego de la implementación de una serie de compensaciones diferenciadas a través del Ministerio de Transporte de la Nación.

Desde diciembre del año pasado, el Ministerio de Transporte de la Nación cambió la nueva modalidad de pago de las compensaciones tarifarias o subsidios que se entregan a las empresas de colectivos con un criterio que, según denunciaron desde Expreso Liniers, se encuentra viciado y plantea notorias diferencias entre líneas de características similares.

Si bien representantes de la cartera de Transporte reconocen esta situación, hasta el momento no se ha hecho nada para modificar el esquema que hoy lleva a la operadora de la línea 88 al borde del cierre. Con el cierre se perderían no sólo los 250 puestos de trabajo directos vinculados a la línea, sino que se complicaría el traslado de más de 650 mil pasajeros al mes, usuarios de esta línea que conecta Plaza Miserere con las localidades de Cañuelas, San Miguel del Monte y Lobos.

Daniel Guolo, apoderado de la línea 88, aseguró que la medida de fuerza de los trabajadores continuará el próximo jueves y que de sostenerse la situación la empresa “puede dejar de funcionar y que los coches sean asignados a estas empresas que se vieron beneficiadas por el Ministerio de Transporte”. Luego añadió: “Hubo varias reuniones en el Ministerio de Transporte en donde se hicieron las presentaciones correspondientes, explicando la situación de desigualdad, pero no hubo resolución”.