La industria en su peor momento desde 2002, con la mitad de las máquinas paradas

RedacciónEDA

El uso de la capacidad instalada cayó a su menor nivel desde julio de 2002, luego de la brutal crisis del gobierno radical de Fernando De la Rua. Según datos oficiales, en el último mes del año pasado, el sector manufacturero sólo trabajó al 56,6% de la capacidad instalada.

El más reciente informe del INDEC confirmó que durante diciembre se utilizó sólo el 56,6% de la capacidad industrial, lo que además marcó una baja del 7,4% respecto de la cifra registrada en el mismo mes de 2017.

Entre los rubros más golpeados se destacan el textil y el automotriz, con una ociosidad de más del 65%; mientras que por el lado de los que más utilizaron su capacidad se cuentan refinación del petróleo (77,4%), industrias metálicas básicas (69,4%), papel y cartón (66,8%), sustancias y productos químicos (66,4%), productos minerales no metálicos (61,5%) y productos alimenticios y bebidas (58,9%).

El bloque de alimentos y bebidas, uno de los segmentos con mayor inflación, registró en diciembre de 2018 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 58,9%, inferior al de igual período de 2017 (61,2%).