La Iglesia alerta sobre el desempleo y pide a los políticos “que ayuden”

                RedacciónEDA

En medio de la convulsión generada por la nueva amenaza del dólar y la cifra de inflación que volvió a sorprender, los obispos católicos argentinos brindaron un llamativo mensaje, casi un «llamado a la solidaridad», al finalizar la asamblea plenaria celebrada durante esta semana en Pilar, donde expresaron «necesitamos políticos que nos ayuden a mirar más allá de la coyuntura, que nos propongan caminos auténticos de amistad social», en una clara advertencia de que la paz social puede romperse en cualquier momento.

Los representantes de la Iglesia hicieron incapié en el dolor de la “pobreza creciente” y destacaron que «escuchamos el dramático pedido de trabajo» en los barrios más humildes y vulnerables.

En tal sentido el documento destaca que “educación y trabajo «constituyen los ejes más importantes de la cuestión social». Afirman además que «debe superarse para siempre la lógica de la dádiva, de la especulación financiera, y del enriquecimiento a costa de los otros», bala que roza cerca en momentos en que la producción nacional está parada y vuelan las inversiones en bancos y financieras.

En esta oportunidad y medio de la carrera electoral, solicitaron a los candidatos «que presenten propuestas concretas a los ciudadanos en sus plataformas electorales» y que «las campañas sean austeras, con gastos transparentes».

A seis años exactos de la asunción de Francisco, el primer Papa argentino y Latinoamericano, el mensaje termina con una oración en la que los obispos piden a Dios que «nos ayude a construir entre todos un país más justo y solidario, sin excluidos, donde nos descubramos verdaderamente hermanos, donde volvamos a creer que es posible una Argentina grande para todos».