La empresa de colectivos Ersa entró en concurso de acreedores

                RedacciónEDA

La aguda crisis económica obligó a la empresa de colectivos Ersa Urbano a entrar en concurso de acreedores. Desde la firma explicaron que atraviesan problemas financieros producto de la «devaluación, la suba de costos operativos por la inflación y el atraso tarifario».

También estableció que dejará de operar en la capital de Santiago del Estero y que tratará de mantener las cientos de fuentes de trabajo que existen en la compañía.

Por otro lado, Ersa destacó que realizó inversiones para modernizar la flota de transporte y que «ese proceso de innovación e inversión lo hizo para poder brindar el mejor servicio a los usuarios de las distintas ciudades en las que opera en el área del transporte urbano. Pero esta actividad, ha sido afectada por diversos factores económicos».

Acto seguido,argumentó que sufrió el impacto de una suba del tipo de cambio de más del 100%, un incremento de las tasas de interés y el severo aumento de los costos operativos, lo cual se sumó a la disminución en los subsidios y la baja de ingresos por la menor cantidad de pasajeros transportados.

Además mencionó el «atraso tarifario del año 2018» para terminar de agravar el cuadro de la compañía, que hoy «impide atender adecuadamente obligaciones oportunamente asumidas».