La compra de medicamentos cayó 12% en mayo y los precios aumentaron 33% en el año

                RedacciónEDA
Pharmacist holding medicine box and capsule pack

Los precios de los medicamentos se dispararon este año un 33%, el doble de la inflación, y el poder de compra se vio severamente erosionado: en mayo, por caso, bajó un 12% en relación al mismo mes del año pasado. Esta situación se combina con el frecuente cierre de farmacias en provincia y ciudad de Buenos Aires en los últimos años.

La consecuencia es que miles de pacientes, en su mayoría jubilados, interrumpen tratamientos al no poder afrontar los pagos de los remedios. Un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) señaló que en el último año el costo promedio de los 50 medicamentos principales para adultos mayores aumentó un 53,24 por ciento; mientras que entre 2015 y 2018, el precio global de los remedios había trepado un 235 por ciento.

Esto es considerado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, entidad que dejó en claro que «los farmacéuticos hemos manifestado nuestra preocupación, ya que se podría producir la interrupción de tratamientos de enfermedades crónicas por parte de los pacientes, por dificultades de acceso a los medicamentos por razones económicas».

El caso también es analizado por Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, quien comentó que «contabilizando todas las compras a nivel nacional, existen 3 millones de recetas caídas (que no llegaron a usarse) y US$600 millones menos de facturación, todo en 2018». También critica los incrementos exorbitantes, muy por encima de la inflación: «Los aumentos de medicamentos en los últimos tres años llegan al 340%, contra un 158% de inflación. Están desbocados», expresó.

Y estableció que, en comparación entre 2015 y 2019, los analgésicos subieron un 733%; ansiolíticos, 705%; antiácidos, 686%; antihipertensivos, 658%; vitamínicos, 642%; y antibióticos, 406%. Los principales jugadores del mercado son laboratorios como Bagó, Raffo o Richmond, cuyas ventas representan el 70,7% del total (63,3% por ventas al mercado externo y 7,4% al externo, el resto de la facturación responde a la reventa de importados).

Por otro lado, los medicamentos que más facturaron en un año, de acuerdo al INDEC, fueron los oncológicos, con 7.086,2 millones de pesos (18,4% del total), seguidos por los fármacos para el aparato digestivo, con 5.756,4 millones (14,9%) y los dirigidos al aparato cardiovascular en tercer lugar, con 4.384,4 millones (11,4%).