Jornada de ollas populares y marcha a Plaza de Mayo contra el impacto de la devaluación

RedacciónEDA

Movimientos sociales, acompañados por distintas organizaciones políticas y de derechos humanos, llevan adelante una jornada de cortes de calle y ollas populares bajo la consigna “La deuda es con el pueblo, no con el FMI”. Las multitudinarias columnas ya concentran en el Obelisco desde distintos puntos de la ciudad, para luego marchar a Plaza de Mayo.

Entre los convocantes de la jornada de protesta se cuentan el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Polo Obrero, el MTD Aníbal Verón y el Frente Popular Darío Santillán, entre otros. Se convocó a la participación de otras organizaciones, como la CTEP, Barrios de Pie y la CCC, pero el llamado “Tridente de San Cayetano”, que de todos modos se declaró en «alerta y movilización», apuesta por la convocatoria a una movilización más amplia, que incluya a las organizaciones gremiales, a las CTA y al movimiento piquetero en general. Evalúan como fecha la próxima semana, antes de la reunión del Consejo del Salario, fijada para el próximo jueves 22.

Los movimientos sociales en “alerta y movilización” por el hambre y la pobreza

Desde el Polo Obrero denunciaron un “golpe de mercado” contra el bolsillo de los trabajadores y los desocupados, en un contexto caracterizado por una remarcación de los precios descontrolada resultado de “una brutal devaluación de casi el 25% en un solo día, lo que significa la desvalorización del ingreso de los asalariados y los trabajadores con programas sociales, lo que coloca la necesidad urgente de una respuesta de conjunto de los trabajadores ocupados y desocupados”.

“Las organizaciones piqueteras independientes, con presencia en casi todas las provincias del país, hacen un llamamiento al conjunto de los trabajadores del país y a las organizaciones sociales y de desocupados a impulsar una acción de lucha común mediante asambleas en los barrios, en las fábricas y en los lugares de trabajo y un Congreso de delegados de base que discuta un plan de lucha con paros, piquetes en el camino de la huelga comenzando por un paro de 36 horas en el que miles y miles vayamos al centro del poder político para derrotar esa ofensiva mediante un programa mínimo”, detallaba la convocatoria.

Entre otros reclamos, se exige un salario equivalente a la canasta familiar y un seguro al desocupado del 80% de ese salario familiar, la duplicación inmediata de los programas sociales y una cláusula de aumento automático de los planes acorde con la inflación, junto con una ampliación de la provisión de la asistencia alimentaria de la que hoy dependen miles de comedores populares en el país.

Desde el FOL, por su parte, destacaron que “con el aumento del dólar, un reclamo que venía desde antes y es el aumento de nuestros salarios que son de $7500 se hizo más urgente. Reclamamos defender nuestros ingresos y pedimos nuevos puestos de trabajo”.

En simultáneo, los trabajadores de ATE Indec están llevando adelante un “panazo” y una radio abierta frente a la sede central del Indec, en Diagonal Sur al 600, para protestar contra el “anuncio de la inflación y contra las políticas de ajuste”. La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) instaló sus puestos de venta de frutas y verduras a precios populares en Constitución, para llevar adelante desde las 11 un “alimentazo”, con la venta de sus productos a precios populares.

Después de una actividad de dos horas con las ollas populares en el Obelisco, los movimientos sociales convocantes marcharán hacia Plaza de Mayo, para llevar sus reclamos al Gobierno nacional.