“Hoy cinco amigos de Macri pueden apagar la luz de toda la Argentina”

                RedacciónEDA

Así se refería en diálogo por Radio Argentina al histórico apagón sufrido el domingo pasado el secretario general del personal superior de empresas de energía, (APSEE), Carlos Minucci, quien viene denunciando desde hace varios años los peligros de la privatización y el vaciamiento del servicio eléctrico, explícito ahora a través de un nuevo documento de la organización.

En ese sentido argumentó que cuando los capitales son privados “se priorizan las ganancias y no los usuarios” razón básica por la que según él “50 millones de personas pueden quedarse sin luz de repente como sucedió días atrás, por ahorro en personal y materiales”.

“Despiden a la gente que sabe y toman nueva” apuntó. “Si hay un problema en Lanús tiene que venir una cuadrilla desde Quilmes porque no hay una más cerca para ahorrar una sucursal. Esa es la nueva y triste realidad”, dijo Minucci quien ironizó “si seguimos así vamos a necesitar una fábrica de velas”.

En mayor magnitud esta situación se vivió con el apagón al que Minucci responsabilizó a la “soberbia, impericia, y ceguera que tiene este gobierno en atender todo lo que es público”. “Ni siquiera han explicado lo que sucedió”. Seguramente “están buscando culpables” disparó, “cuando los culpables son ellos”.

En ese sentido señaló que fue fácil de saber la razón, simplemente dialogando con los trabajadores. “Lo que pasó fue que desde Yaciretá habitualmente salen tres líneas de energía, pero una de ellas fue sacada de servicio. El sistema siguió funcionando, pero recargado sobre las otras dos. La línea que salió de servicio fue para cambiar una torre que estaba adentro del río de la Plata –la famosa torre 412- torre que finalmente no se cambió porque según ésta administración es más económico importar energía desde Brasil”.

El domingo 16 de junio, desde Brasil a las 7 de la mañana dispararon  más megas de lo que la línea resiste, la línea se descompensó y se descompaginaron todas las líneas de cables y terminaron cayendo una a una y logrando generación cero de energía que dio como resultado el apagón”.

Respecto a que no volverá a suceder Minucci desmintió al secretario de Energía Mario Quintana quien afirmó días atrás que las posibilidades de que vuelva a suceder “son cero”. Por el contrario el sindicalista afirmó que “si no hay inversión ni control volverá a pasar” y agregó: “cada vez que llueve así se inundan las cámaras, hay gente durmiendo adentro, cables quemados, cortocircuitos, los problemas son complejos”.

En ese sentido Minucci insistió en que, en la intención de ahorrar se ha perdido cuadrillas que hacían trabajo preventivo, correctivo. “Ahora el sistema está en manos de nadie” dijo irónicamente, pues al mismo tiempo confirmó que Transener, el tubo que transporta toda la energía en la Argentina está (en un 50%) en manos de Marcelo Midlin, uno de los amigo de Macri que también tiene Edenor y la Central Barragán, entre otras centrales de energía, al mismo tiempo que afirmó que “Caputo también es dueño de parte del sistema energético nacional”.

Energía en manos privadas: El Estado le transfirió a Central Puerto la termoeléctrica López