Grave depresión en el comercio minorista también se trasladó al interior

                RedacciónEDA

La caída del consumo y la suba de los costos fijos afecta severamente al comercio minorista y las clásicas galerías porteñas son una muestra de ello con un registro inaudito en las cifras de desocupación y cierre de locales.

La disminución de las ventas y el aumento de alquileres y costos fijos “ha sido letal” y no hay manera de recomponerse. Los comerciantes destacan el aumento “disparatado” de la energía eléctrica como uno de los peores males a los que no han podido sobrevivir.

El último dato del Indec correspondiente a octubre marcó que la actividad comercial había caído un 11,2% en relación a igual mes del año anterior, y sobran razones para pensar que la realidad se agravó de noviembre hasta ahora.

Un relevamiento hecho ayer en las ocho veredas del barrio de Belgrano -la Av. Cabildo que van de Monroe hasta Juramento-, donde se pudo constatar una cantidad impactante de locales vacíos. En la Galería Marga hay 16 comercios cerrados sobre un total de 67 y la voz unánime de los comerciantes que te dicen “no se vende nada”.

En la Galería Río de Janeiro ubicada en la vereda par de la Avenida Cabildo al 2300 la situación es mucho más dramática aún  porque uno de cada tres, está cerrado. Sobre un total de 95 locales comerciales hay 31 que están con las persianas bajas; en alquiler, en venta, o simplemente vacíos.

El panorama entre Blanco Encalada y Monroe no es muy diferente. En la Galería Acapulco hay 8 locales cerrados sobre un total de 30, y en la Galería Windsor 9 sobre 20. Y en esa dirección hay varios locales en alquiler, incluido un enorme salón que ocupaba la firma deportiva ADIDAS hasta hace no mucho tiempo.

Similar es la situación a la altura del 2200. En la Galería Río de la Plata ubicada en vereda par hay 9 comercios vacíos o en alquiler. Es la galería con menos desocupación de las visitadas. Bastante peor es lo que se ve en Las Vegas, donde se contaron 29 locales vacíos.

Si el relevamiento lo continuamos por Olazábal entre Cabildo y Ciudad de la Paz hay casi tantos negocios cerrados que abiertos.

Esa baja macroeconómica del 11,2% indica que lo que el relevamiento registró en Belgrano se repite con variantes en la ciudad, en el país. Según un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires y el estudio Miglino y Abogados, en enero bajaron la persiana 2536 locales en la llamada área metropolitana de Buenos Aires.

La actualidad del comercio es deprimente y el horizonte nada alentador. El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala publicó esta semana que por octavo mes consecutivo hubo una caída en el consumo, en este caso del 9,3% en comparación con igual mes del 2018. De acuerdo a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) el consumo minorista bajó un 10% y el 77% de los comercios registraron una merma en sus ventas.

Desde Rosario, la concejalía popular informó que en esa ciudad hay 3.900 locales con vidrieras vacías y con el cartel de alquiler, de los cuales 400 cerraron desde junio pasado.