Francia: Macron anuló el aumento de los combustibles para desactivar protestas de los “chalecos amarillos”

                RedacciónEDA

En pos de aplacar las protestas sociales que encabezan los “chalecos amarillos”, que rechazan los aumentos del combustible y el encarecimiento del nivel de vida, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, decidió dar marcha atrás con los incrementos de las naftas. A su vez, anunció que se congelan las tarifas de la electricidad y el gas.

El gobierno, ante el temor de que se produzcan nuevas protestas en los grandes centros urbanos del país, que terminaron en las últimas semanas con cientos de heridos y detenidos además de importantes destrozos, buscó apaciguar la tensión social con estas medidas. No obstante, no cedió a otro de los reclamos de los manifestantes: el restablecimiento del impuesto a la fortuna.

Por otro lado, los estudiantes iniciaron movilizaciones en contra de la reforma educativa que promueve el Ejecutivo y por la suba de tasas universitarias para los no europeos, que pagarán diez veces más a partir del año que viene. Por lo pronto, el sindicato de alumnos de secundaria (FIDL) convocó a una “movilización masiva y general” para este jueves.

Otros gremios también anunciaron medidas de fuerza. El sindicato de camioneros informó que realizará una huelga a partir del domingo por considerar insuficientes las concesiones gubernamentales y contra la reducción de las tasas a las horas extra. Mientras que la asociación agraria más importante del país estableció una serie de protestas a partir de la semana próxima.