Ferroviarios del Sarmiento levantaron el paro, pero siguen en estado de alerta

                RedacciónEDA

Los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento finalmente decidieron en asamblea levantar el paro por 24 horas que se había lanzado a las 0 horas de este miércoles como protesta por la muerte de un trabajador en la Estación Castelar. Se trata de Sebastián Carranza, del área de telecomunicaciones, quien murió durante la noche del lunes al ceder el techo de la estación, donde se encontraba colocando una cámara de seguridad.

Desde la Unión Ferroviaria emitieron un comunicado, con las firmas del secretario de Administración Nestor País y del secretario General Sergio Sasía, donde le hacen llegar las condolencias del gremio a la familia y ponen a disposición de la misma “los beneficios sociales correspondientes y los medios necesarios durante la etapa Judicial y de Investigación para detectar los responsables”.

Luego la Unión Ferroviaria se declara en estado de alerta y sesión permanente, confirmando el inicio de “los trámites y procedimientos correspondientes tendientes a aclarar los motivos del mismo”, exigiéndole a la empresa Trenes Argentinos “participar de las investigaciones correspondientes que se están llevando adelante, para poder determinar si se cumplieron con los protocolos de seguridad”.

Una vez logrados resultados de la investigación, el gremio anticipa que se “efectuarán las denuncias correspondientes, a fin que los responsables sean juzgados según corresponda”. En el comunicado también se confirma la creación de una Mesa de Trabajo en el ámbito de la Empresa, en el Área de Salud y Seguridad e Higiene en el Trabajo, “a los efectos de analizar las tareas riesgosas o similares en los diferentes ambientes laborales, a fin de fiscalizar las medidas para tutelar la integridad psicofísica y la seguridad de los trabajadores”, intimando desde ya a Trenes Argentinos a “que adopte las medidas pertinentes a los fines de cumplir con todas las normativas vigentes en la materia”.

Más allá de la investigación y el estado de alerta impulsados por el gremio, durante la mañana de este miércoles los trabajadores decidieron en asamblea retomar la prestación del servicio, en atención a los miles de usuarios de la línea Sarmiento que hacen uso cotidiano de este vital medio de transporte que comunica a la Ciudad de Buenos Aires con el oeste del conurbano.