Exoneraron a dos docentes de la Universidad de Río Negro por ocupación de 2018

                RedacciónEDA

Este lunes el rector de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Juan Carlos Del Bello, confirmó que las docentes involucradas en la toma del vicerrectorado de Roca, a mediados del año pasado, fueron exoneradas. También fue sancionado un grupo de once estudiantes que fue parte de la ocupación, que concluyó con un violento desalojo por la fuerza pública.

El rector dio a conocer las sanciones administrativas que se aplicarán contra las docentes Virginia y Victoria Naffa, que fueron exoneradas de sus cargos, la pena máxima prevista dentro de la institución educativa. Las hermanas podrán presentar una apelación ante el Consejo de Programación y Gestión Estratégica de la Universidad.

Los once estudiantes que acompañaron la ocupación del edificio ubicado en Belgrano e Isidro Lobos, de la ciudad de Roca, fueron suspendidos por 5 años para cursar en la universidad, mientras continúa vigente una perimetral que no les permite acercarse a la sede académica.

La ocupación del Vicerectorado de la UNRN comenzó el 12 de septiembre de 2018 en apoyo al reclamo salarial docente, además de la exigencia de un aumento del presupuesto universitario y una serie de reivindicaciones locales. El objetivo era una toma por apenas 24 horas, pero ante la inmediata decisión de las autoridades universitarias de radicar una denuncia por “usurpación” contra las docentes el proceso se fue extendiendo, en reclamo contra las posibles sanciones, llegando a sostenerse casi 70 días.

En el proceso de incorporaron los reclamos por la “democratización” de los estados contables de la universidad, además de exigir informes sobre un convenio firmado con un privado que donó un inmueble para la construcción del asentamiento en Cipolletti.

La sede del vicerrectorado es en la llamada “La Casona”, una propiedad privada que la UNRN alquila y está declarada como Patrimonio Histórico y Cultural de los roquenses. Desde allí se coordinan las actividades de las seis locaciones universitarias (Choele Choel, Villa Regina, General Roca, Allen y Cipolletti) y las 22 carreras.

Desde la Asamblea Interclaustro de la Universidad Nacional de Río Negro en Lucha consideraron que con estas sanciones se “avanza con la criminalización de la protesta social” y volvieron a criticar el ingreso ilegal de Gendarmería Nacional a la casa de estudios.