España: Masivas concentraciones del movimiento “Si nos movemos, cambiamos todo”

                RedacciónEDA

Durante el día de ayer se llevaron adelante en decenas de ciudades y pueblos de España movilizaciones reivindicativas convocadas por partidos políticos, ONGs, gremios, organizaciones de defensa de los servicios públicos y colectivos de despedidos o afectados por los recortes presupuestarios del Estado. Las movilizaciones se vienen organizando desde hace meses bajo la consigna “Si nos movemos, lo cambiamos todo” y tendrán una jornada centralizada este sábado 27 de octubre en Madrid.

Se trata de una propuesta de movilización para que “las cosas cambien a favor de la mayoría”, como plantea la carta de presentación de este movimiento, que denuncia que con la excusa de la crisis el gobierno español viene aplicando medidas antisociales, recortes de derechos y abusos sobre la ciudadanía, mientras fomenta una “corrupción sistémica” que favorece a las élites en lugar de a la población.

Los objetivos básicos del movimiento se organizan en cuatro ejes: Redistribución de la riqueza, para que los recursos estén al servicio de la población (se exigen impuestos progresivos y solidarios, lucha contra la evasión impositiva, sanciones a los bancos e intermediarios que faciliten la fuga de dinero a los paraísos fiscales, una banca pública controlada por la ciudadanía y la expropiación de los sectores estratégicos de la economía), conquista de derechos (igualdad salarial entre hombres y mujeres, revalorización de los salarios, derogación de las reformas laborales y blindaje de los derechos sociales de la constitución como servicios sociales, sanidad, educación, vivienda, pensiones, dependencias y transporte público), recuperar el planeta (por modelos agroecológicos sostenibles que promuevan economías sociales y solidarias y que defienda una vida rural digna, por un nuevo modelo energético que potencie las energías renovables y cierre las centrales nucleares, moratoria en las obras del tren de alta velocidad y potenciación de los trenes de cercanías, defensa de los ríos y agua pública) y por una vida digna (renta básica, derogación de la Ley Mordaza, fin de las actuales políticas migratorias, conciliación de la vida familiar y laboral).

Algunas de las organizaciones que impulsan el movimiento son Izquierda Unida, Podemos, Ecologistas en Acción, ATTAC, la Confederación General del trabajo (CGT), la Coordinadora Estatal de ONGs para el Desarrollo. También “mareas” por la defensa de los servicios públicos, como la Asamblea Marea Verde Madrid, Mareas por la Educación Pública, Coordinadora Estatal de Mareas Blancas, además de otros colectivos como Marchas de la Dignidad estatal, Plataforma remunicipalización Servicios Públicos Madrid, Coordinadora estatal de Pensionistas o No + Precariedad.

Uno de los movimientos con más presencia a nivel nacional es el de los pensionistas que piden actualización de sus pensiones de acuerdo a la inflación y el de los afectados por las hipotecas que se oponen a los desahucios o desalojos. También trabajadores de distintas empresas en conflicto en distintos puntos del país han fortalecido las movilizaciones, desde los trabajadores de Coca Cola en lucha contra la flexibilización laboral impulsada por la multinacional, hasta empresas como Alcoa, Simply, Naval o los aeroportuarios de AENA Madrid.