En un año se triplicó la inflación en alimentos

                RedacciónEDA

Los números del INDEC fueron peor aún de lo anunciado por Macri: el 4,7% de marzo muestra una fuerte aceleración respecto a fines del año pasado, un 2018 que terminaba diciembre con un 47,7% interanual. La inflación de alimentos, la que más pega a los sectores vulnerables se triplicó en poco más de un año: pasó del 20% a fines de 2017 al 64% anual el mes pasado.

Luego de esta “alarmante” medición, la inflación en los últimos 12 meses asciende a 54,7% y aunque el Gobierno está convencido de que ese era el techo y que partir de ahí comenzaría la “desinflación” las variables económicas no lo indican así y los anuncios “paliativos” del gobierno no tienen ningún resultado asegurado. Por eso, a mediados de febrero, el presidente dijo que la inflación estaba bajando,

El dato más preocupante es la inflación de alimentos: en marzo llegó al 6% y acumula 64% en el último año. La aceleración de la inflación de alimentos, como consecuencia de la disparada del dólar de 100% el año pasado, fue vertiginosa: se triplicó en poco más de un año. Paso de correr al 20,4% anual en diciembre de 2017 (por debajo de la inflación general que entonces era de casi 25%) al 64% anual del mes pasado.

Esta cifra de inflación es la que golpea directamente a los hogares más pobres, que destinan la mayor parte del presupuesto familiar a comer. Además de que, otro de los golpes más duros al mismo sector es el de los aumentos en el transporte público: en los últimos 12 meses: 67,5%.

En el primer trimestre del 2019, la inflación general acumula 11,7% cuando a fines del 2017 los funcionarios de Economía y el Banco Central insistían en meta de inflación para 2019 del 5%, -casi la inflación de marzo-.