En febrero el Salario Mínimo se derrumbo un 21% interanual

                RedacciónEDA

Durante el mes de febrero, el salario mínimo vital y móvil (SMVM), medido en términos reales, registró una caída del 21% interanual. El adelanto a marzo del aumento previsto para junio apunta a compensar en parte el derrumbe.

La cifra se desprende de una investigación del Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo (CETyD), dependiente de la Universidad de San Martín (UNSaM), que analiza periódicamente los datos de 18 convenios colectivos representativos.

El SMVM registró una baja constante en términos reales desde hace por lo menos un año y ya en junio de 2018 se registraba una caída de 10%, sobre todo gracias al impacto de la inflación. Ante este escenario fuertemente impactado por la inflación creciente, el Gobierno nacional decidió adelantar el aumento del SMVM previsto para junio y llevarlo ya en marzo a 12.500 pesos.

Según Matías Maito, integrante del CETyD, se trató de “una caída brutal”. Es especialista destacó que gracias al adelanto del aumento seguramente el desplome “se modere el mes que viene”. Y luego detalló, analizando el impacto en los distintos sectores laborales: “No sólo hubo una caída importante sino también una dispersión fuerte, ya que mientras algunos pocos ganaron, otros empataron y el resto perdió por 8, 10 o 15 puntos”.

En el estudio del CETyD también se destaca el deterioro de los salarios de los trabajadores registrados, ante una inflación que en febrero superó el 50% en términos interanuales. Según el informe del organismo especializado, en doce meses los sueldos del sector formal se derrumbaron un 11% (la cifra llega a un 15% si se compara con 2015).

Respecto de las perspectivas salariales para este año Maito reconoció que “parece poco probable” que en el contexto fuertemente recesivo que atraviesa la economía nacional se puedan lograr subas considerables de salarios que permitan compensar la caída previa, ya que incluso desde el propio Gobierno se reconoce que intentará orientar las paritarias “de modo que los aumentos nominales acompañen la inflación de este año, lo cual no deja de ser un problema porque se consolida la pérdida del 2018”.