En el conurbano los alimentos subieron 8,75% durante el primer bimestre

                RedacciónEDA

Según un informe del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), en los dos primeros meses del año los alimentos aumentaron un 8,75% en el Conurbano. Con estos incrementos, la Canasta Básica de una familia tipo pasó a costar 10.600 pesos.

Hace algunas pocas semanas se conoció también un estudio del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que daba cuenta de que 3,5 millones de argentinos estaban pudiendo comer solamente una vez por día.

El estudio de ISEPCI contempla 57 productos de primera necesidad en 350 comercios del Gran Buenos Aires. Las principales subas fueron las de las carnes (promedio de 16,8%), productos de almacén (6,4%) y frutas y verduras (2,3%). Con estos valores, la canasta básica para una familia tipo que en diciembre costaba $9.791,62, a fines de febrero pasó a costar $10.649,20.

Según el estudio de ISEPCI, realizado por los investigadores Isaac Rudnik y Juan Fresno, alerta: “Los principales aumentos entre carnes y lácteos profundizan las dificultades de las familias para sostener una dieta adecuada y consolidan la malnutrición entre los sectores de menores ingresos”.

Y añade: “Las subas más importantes se vienen produciendo en carnes, lácteos, frutas y verduras, mientras que los aumentos otorgados a salarios, jubilaciones y asignaciones sociales no alcanzan para cubrir estos incrementos, lo que explica el avance de la malnutrición entre los sectores de menores ingresos”.

Los especialistas denunciaron que un 40% de niños y adolescentes “se encuentran bajo diversas situaciones de malnutrición, que van desde obesidad y sobrepeso a desnutrición y baja talla”. El estudio concluye afirmando: “Pese a todas las promesas y anuncios del gobierno, en estos dos primeros meses de 2019 nos encontramos con remuneraciones en los mismos valores de diciembre, pero con fuertes aumentos en alimentos, tarifas y transporte, que siguen produciendo un fuerte deterioro del poder adquisitivo de las familias”.