En año electoral, el Gobierno pretende sancionar una ley de alquileres para sectores de bajos ingresos

                RedacciónEDA

El Gobierno ya cuenta con un proyecto de ley de alquileres basado en los sectores de bajos ingresos, más facilidades para las garantías y menos costos de ingreso, y tratará de aprobarlo en año electoral. Desde la secretaría de Vivienda apuntaron que se busca generar «una política de alquiler social como un elemento más de la política habitacional».

Si bien todavía no fue definido el precio de los alquileres a partir del cual se tomaría a un inquilino como “vulnerable”, Ivan Kerr, quien lidera la Secretaría, explicó que se está evaluando determinar un valor en UVA (unidad de valor adquisitivo), ya que se trata de un índice que se actualiza constantemente, a pesar de que el tope quedaría a disposición de lo que cada jurisdicción crea pertinente.

La duración del contrato serían dos años, con posibilidad de renovar por uno más sin incurrir nuevamente en todos los gastos. Consultado por las comisiones del alquiler, Kerr aseguró que la iniciativa contempla que, en caso de inquilinos de bajos ingresos, el propietario se haga cargo de dichos montos, mientras que para el resto del mercado ese punto se podría acordar libremente.

Luego, el funcionario dejó en claro que «estamos hablando de cinco alquileres por adelantado para iniciar un contrato. En todos los países de la región hay garantías bancarias o seguros de caución, que son una mejor garantía que la real, porque si tenés un problema es más fácil ejecutar una garantía bancaria que reclamar contra la propiedad del pariente del inquilino».

Por último, estableció que. a pesar de la resistencia de los propietarios, van a insistir en un blanqueamiento de contratos de alquiler, con algún incentivo para dueños e inquilinos, ya que, según la AFIP, ocho de cada diez contratos de alquiler son informales.