El peor abril: las industrias operaron con el 40% de sus máquinas apagadas

                RedacciónEDA

La principal explicación de la baja de la operatividad de la maquinaria fabril es la contracción del consumo, por la devaluación del salario. A pesar del período eleccionario, tampoco traccionaron la obra pública, la inversión y las exportaciones sectoriales, que arrancaron mal el año y no repuntan, con un Brasil y una América latina que moderan sus expectativas de crecimiento.

Así según los datos oficiales del Indec, que publicó ayer el informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) de abril, el uso de la capacidad instalada fue de 61,6% , una caída de seis puntos respecto al 67,6% que había marcado el indicador un año atrás.

De momento, aunque la contracción parece haber encotrado su piso, no hay  un factor de la demanda agregada que tironee la producción de un sector clave en materia de desarrollo y empleo.

De acuerdo a distintas mediciones y con distintas metodologías, desde el 2002 no se veía un abril con niveles similares de máquinas apagadas. El economista de la Undav, Sergio Chouza, explicó las razones del pésimo desempeño industrial: «La tasa de interés, el dólar volátil y la baja perspectiva de ventas, por la caída del poder adquisitivo.

Para revertir la situación es necesaria una estabilidad cambiaria, por lo menos, durante un cuatrimestre. Y es que hay stocks que los empresarios no pueden vender, sobre todo en los bienes durables, que están teniendo muy poca rotación. El salario real ni siquiera tuvo el impasse de enero y febrero que sí tuvieron el dólar y la tasa».

Hay acuerdo en que la caída del consumo es la principal explicación de la contracción industria. De los 12 subsectores que releva, once tuvieron un menor uso interanual de la capacidad instalada. Alimentos y bebidas; Textiles; Sustancias y productos químicos; e industria automotriz, se explican principalmente por la demanda.

Otros, como Caucho y plástico; Minerales no metálicos; Metálicas básicas; y Metalmecánica, entre sus factores multicausales relacionados con la caída de la inversión, ven aparecer a la construcción y el parate de la obra pública como explicación. Y las exportaciones tampoco fueron significativas.