El gremio de alimentación levantó bloqueos y reclamó la reapertura de paritarias

                RedacciónEDA

El Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA) levantó las protestas que realizó en el día de ayer en empresas del sector al acatar la conciliación obligatoria y reclamó la reapertura de paritarias. Desde el gremio explicaron que se había logrado un 25,5% de aumento salarial en los primeros meses del año, con cláusula de revisión, y que es el momento de recomponer el poder adquisitivo del sueldo.

“La situación que estamos viviendo y que es de público conocimiento, porque la padecen todos los trabajadores argentinos, es de ajuste salvaje por lo tanto solicitamos la necesidad de reabrir la discusión paritaria”, destacó el delegado Daniel Leo.

También apuntó que “la semana pasada estaba pautada una reunión pero el empresariado, una vez más, no se sentó, en una actitud mezquina e irresponsable. En nuestro gremio hay necesidad de reabrir paritarias, ya hay consultoras privadas que hablan de un 50% o 52% de inflación este año”.

Y enfatizó: “La expectativa es muy grande por parte de los trabajadores y este gremio se caracterizó siempre por hacer punta con la mejor paritaria, pero este año la alegría nos duró muy poco porque el atropello de la inflación y las medidas económicas adoptadas por este gobierno, son terribles”.

Hasta el momento las negociaciones con las cámaras empresarias pasaron a un cuarto intermedio, algo que recalcó el líder del sindicato, Rodolfo Daer: «Tuvimos una reunión pero no hubo ningún ofrecimiento y por eso se pasó a un cuarto intermedio». Luego, dejó en claro que quiere un aumento del 6% del salario previsto y que todavía no existe certeza del pago del bono de fin de año.