El Gobierno no reaccionó ante el dólar y la falta de precios paralizó la economía

RedacciónEDA

Al quedar la reposición sin referencia se retiraron productos de las góndolas y quienes decidieron abrir remarcaron hasta un 30%. También quedaron suspendidos de momento los planes como el Ahora 12 ante la incertidumbre de la jornada.

Ya el año pasado, con la anterior devaluación, se vivieron días similares. La volatilidad financiera vuelve impredecible cualquier operación de la economía y por lo tanto la consecuencia es la parálisis.

Ayer la oferta y la demanda de todo tipo de bienes quedaron en stand by hasta nuevo anuncio, con una «incertidumbre total» que generó pánico entre los empresarios de todos los sectores de la cadena económica. Los precios de referencia se ausentaron de todas las listas de productos y existe una fuerte preocupación por la «inacción del Gobierno».

Desde la Unión Industrial Argentina ( UIA), admitieron como «lógico que se paralice el sector». Los industriales que vendieron a 90 días ya tuvieron pérdidas del 25% con la devaluación de ayer y el reclamo es que desde el Ejecutivo se «dejó en manos del mercado financiero las decisiones de la economía nacional, lo que generó una profunda incertidumbre para las empresas que tienen que pagar salarios». «Muchas pymes no van a poder salir de esto», anticiparon.

En ese sentido, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, reclamó un plan anticrisis para frenar los embargos» contra las pymes.

En los comercios el día “negro” se sintió por igual y las prácticas fueron las mismas que en épocas de hiperinflación: bajaron las persianas. Los precios fueron quitados de vidrieras o remarcados «con alevosía». Sin precios para la reposición, las remarcaciones alcanzaron hasta el 30% en productos que «debían ser vendidos sí o sí o cerraron”.