El consumo en picada: Baja de 10% en supermercados y 15% en shoppings

                RedacciónEDA

Según la Encuesta de Supermercados difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las ventas por este canal cayeron 10,5% respecto del año anterior, mientras que en los shoppings la caída llegó hasta un 15,1%, anticipando un primer trimestre de 2019 que, lejos de los pronósticos oficiales, profundiza la recesión económica del país.

Este preocupante registro de nuevo descenso en el consumo se alinea con otras cifras económicas como el constante aumento de tarifas y servicios públicos, el aumento del desempleo y la pobreza y el sostenido retroceso industrial, que viene golpeando a pequeñas, medianas y grandes empresas. Pero el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne insiste con que lo peor de la recesión ya pasó y que la economía nacional se encuentra en recuperación, incluso creando nuevas fuentes de empleo.

Contra el optimismo oficialista, hace pocos días un estudio privado mostró una caída del consumo del 7% en enero, dato que se combina con otro aspecto preocupante: que todos los sectores económicos redujeron sus consumos, lo que da cuenta de la transversalidad de la crisis (más allá de que las consecuencias de la misma se sientan mucho más dramáticamente en los sectores más vulnerables).

La baja constante del poder adquisitivo del salario sigue mostrando su incidencia directa en el consumo, con ventas en supermercados que en el mes de enero totalizaron $ 45.485 millones a precios corrientes, un 40,0% más que el mismo mes del año anterior (lo que, considerando que la inflación del año pasado fue de 47,6%, está lejos de ser una buena noticia). Durante el primer mes del año, los rubros que más crecieron en ventas fueron los productos de almacén (47,6%), carnes (46,9%), artículos de limpieza y perfumería (46,0%), indumentaria, calzados y textiles para el hogar (44,8%) y panadería (42,8%). Por otro lado, los sectores más desfavorecidos fueron los productos de electrónica y artículos para el hogar (apenas 9,7%).

Esta es la séptima caída consecutiva del consumo y la segunda con niveles de dos dígitos en los últimos meses. El desplome es aún más profundo en el caso de los autoservicios mayoristas, con retrocesos de 15,2% a precios corrientes. En cuanto a las ventas en centros de compras o shoppings, se constataron bajas de 25,0% a precios corrientes (en valores constantes, las ventas totalizaron $ 3116 millones, una caída del 15,1% interanual).

Juan Manuel Primbas, director de Kantar Worldpanel, anticipó las perspectivas del año: “Para el primer trimestre proyectamos una caída de 6% en el consumo y del 2% en el segundo trimestre. El consumidor está recalculando”. Por otro lado, un informe de la consultora ACM detalla que por las altas tasas de interés, los malos resultados en materia inflación y la caída del salario real se espera que “las ventas minoristas sigan mostrando variaciones interanuales negativas muy pronunciadas”.