El Banco Nación cierra casi el 50% de sus sucursales en el exterior

                RedacciónEDA

Son 6 de 13 sucursales las que cerraron sus puertas. El emblemático Banco Nación achica su actividad en el exterior, elimina seis sucursales y despide a todo el personal.

Así el Banco Nación de la República Argentina (BNA) cerró sus sucursales en Santiago de Chile, Río de Janeiro, Porto Alegre, Panamá, Caracas y Caimán pasando de tener 11 sucursales y 2 oficinas a tener 7 representaciones en 7 países. El Banco Central de Chile acaba de aprobar la baja de licencia y el Banco Central de Brasil lo hará próximamente para poder empezar a liquidar los activos.

Otras cuatro sucursales del Banco Nación también bajan la persiana de sus filiales: las de Porto Alegre, Caracas, Panamá y Caimán bajo la decisión estratégica del gobierno de fortalecer y hacer más competitivo tecnológicamente al organismo crediticio en Argentina.

La sucursal de Río cerraría para fortalecer la de San Pablo; en el caso de Chile, no hay posibilidad de competir debido al alto nivel tecnológico de la entidad en el país vecino. En el caso de Madrid, en cambio, la mantendrán, ya que se trata de una sucursal rentable, más transaccional, mientras la de Nueva York tiene toda la parte de corresponsalías internacionales, en tanto con la de Miami es volver a la faz más comercial, para adelantar créditos para exportadores en Estados Unidos, de modo de generar instrumentos que permitan apalancar el crédito del Nación.

Según manifestaron desde la entidad, más allá de los cierres que se prestan a interpretaciones preocupantes de la realidad, el objetivo que –argumentaron internamente en el BNA- es abrir otras 190 sucursales en el país más allá de las 690 preexistentes, de modo de tratar de acompañar a las Pymes en tiempos difíciles en el período 2018-2019.