El acuerdo con el FMI implica reforma del sistema previsional y desguace del FGS

                RedacciónEDA

La confirmación por parte del Fondo Monetario Internacional de las redefiniciones de las condiciones del préstamo stand by de 57 mil millones de dólares para nuestro país incluyen algunas preocupantes cláusulas respecto de la modificación del sistema jubilatorio. El Gobierno de Mauricio Macri también se compromete a utilizar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses para pagar jubilaciones.

La carta de intención con FMI que firmó el Gobierno nacional establece el compromiso de evaluar en 2019 una reforma “muy necesaria” del sistema de pensiones, con el objetivo e “fortalecer la posición fiscal”, y al mismo tiempo se pide asistencia técnica del organismo financiero internacional para corregir la contabilización de activos mantenidos en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), además de anticipar la utilización de parte de esa caja para compensar eventuales diferencias en el flujo del pago de haberes de jubilados y pensionados.

Las modificaciones respecto del manejo del FGS previstas en el Memorándum de Entendimiento Técnico acordado con el Fondo podrían implicar una venta de activos en torno a los 2 mil millones de dólares al año para solventar el gasto previsional: “El valor de los activos de los fondos de pensiones transferidos en 2008 se distribuirá a lo largo del tiempo como ingresos para compensar parcialmente el gasto futuro en pensiones. En particular, el monto se dividirá por la expectativa de vida promedio de los contribuyentes a esos esquemas en 2018, es decir, 20 años. El límite en el importe a reconocer como ingresos será de 0,4 por ciento del PIB por año”.

La presidenta del FMI, Christine Lagarde había sostenido a mediados del año pasado que “los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía global, hay que hacer algo ya”. La respuesta del Gobierno al planteo propone “identificar reformas duraderas y de alta calidad (incluida la mejora de los procesos presupuestarios y de recaudación fiscal, revisiones a los actuales sistemas distorsivos de impuestos y subsidios, y comenzar a evaluar una reforma del sistema de pensiones muy necesaria). De todos modos, la reforma del sistema de pensiones y jubilaciones ya estaba planteada en la Ley de Reparación Histórica.

La carta de intención firmada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central Guido Sandleris detalla: “Las autoridades y el staff del FMI acordaron una misión de asistencia técnica del FMI para fines de junio de 2019 que recopilará la información necesaria y asesorará a las autoridades sobre el registro correcto de la operación de nacionalización y los cambios subsiguientes en el sistema de pensiones que sean consistentes con principios estadísticos sólidos como los incorporados en las Manual de Estadísticas Públicas del FMI”.