Docentes porteños lanzaron un paro de 48 horas

                RedacciónEDA

Ante la falta de acuerdo paritario y denunciando un fuerte recorte para la educación pública, sindicatos de docentes de la Ciudad de Buenos Aires confirmaron un paro para el próximo miércoles y jueves. “Ante la falta de respuestas vamos a un Paro Docente en CABA de 48 hs. El 12 de septiembre será una medida distrital y el 13 continuará en el marco del Paro Nacional de Ctera, con movilización al Congreso Nacional. Reclamamos a lxs legisladorxs que No voten el Presupuesto 2019 con el que Macri y el FMI ajustan a la Educación y al Pueblo”, indicó el secretario general de UTE, Eduardo López.

El reclamo de subas salariales del 42% apareció en el texto de López que se publicó en Facebook: “Es necesaria la recomposición del 42 por ciento y la incorporación de una cláusula de actualización automática por inflación según el IPCBA, para compensar la pérdida generada por la escalada inflacionaria que reconoce el mismo gobierno”. La medida fue apoyada por los gremios Ctera, la Federación de Docentes Universitarios (Conadu) y el Sindicato de Docentes Privados (Sadop).

La respuesta de la cartera de Educación porteña, que conduce Soledad Acuña, no tardó en aparecer. En principio, postergó la fecha de la próxima mesa de negociación paritaria: «El Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad informa que, en virtud de las medidas de fuerza anunciadas por los representantes gremiales docentes que prevén entre 48 y 96 horas de paro, ha decidido postergar la convocatoria salarial prevista para hoy a las 10».

Al respecto, insistió que «llevar adelante una medida de fuerza previo a una reunión, sin siquiera escuchar la oferta salarial por parte del Gobierno, constituye una decisión unilateral de suspender el diálogo por parte de los representantes de los trabajadores».

«Estamos convencidos de que el futuro se construye desde las escuelas, por lo cual, es inadmisible interrumpir el derecho a la educación de los estudiantes de la Ciudad cuando existe un diálogo abierto y una mesa paritaria prevista», apuntó.

Y anunció que, pese a la suspensión de la audiencia, realizará «un adelanto a cuenta del acuerdo salarial que lleva el salario testigo de jornada simple a 17.500 pesos y para jornada completa a 35.000 pesos, para el mes de septiembre».