Desplome del 42% en la compraventa de inmuebles en Ciudad de Buenos Aires

                RedacciónEDA

Un informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad confirma que durante el mes de septiembre la cantidad de operaciones e compraventa de inmuebles fue la más baja del año, registrándose apenas 3539 nuevas escrituras, lo que implica un desplome de 42% en relación con el mismo mes de 2017, mientras que el panorama fue aún peor en las operaciones a través de créditos hipotecarios con un retroceso de 78% (382 de las 3539 operaciones).

El retroceso en relación con agosto, un mes que ya acusaba fuertemente el impacto de la recesión y de la devaluación, fue de un 22,2%. En provincia de Buenos Aires el retroceso fue algo menor, con una merma de 30,5% respecto de agosto.

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, explicó a La Nación que la caída es “la consecuencia de la imposibilidad de calificar con este nivel de precios a un crédito hipotecario”. En ese contexto, consideró que el mercado a no ajustar sus precios “está ajustando en cantidad”. Según el informe citado, el valor promedio de las transacciones fue de 5.071.093 de pesos o 128.675 dólares, lo que significa un aumento del 113,7% anual en pesos, mientras que el valor en dólares retrocedió un 4,9%.

Según Rozados, el panorama negativo se mantendrá por lo menos hasta el segundo cuatrimestre del año próximo. “Como lo venimos advirtiendo todas las cifras de este segundo semestre serán negativas en la comparación interanual y ya el próximo número de compraventas acumuladas a lo largo del año, que conoceremos de octubre, dará caída en la comparación con los 10 meses acumulados del año pasado”, anticipó el especialista.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), se manifestó algo más optimista, vaticinando una recuperación ya para el primer trimestre de 2019: “Para nosotros, el informe de escrituras es una foto de hace 90 o 120 días atrás. Desde hace unos 15 días a esta parte empezó a haber algo de movimiento con el aquietamiento del dólar. Creemos que en diciembre-enero el número de escrituraciones se va a estabilizar y en marzo habría una reactivación por la reaparición del Estado como actor y la expectativa de una buena cosecha”.

Por su parte Claudio Caputo, presidente de Colegio de Escribanos porteño, planteó un alerta respecto del impacto a largo plazo de la inestabilidad cambiaria, incluso con la seguridad extra que implicaría una rápida aprobación del Presupuesto 2019: “Se salió de la histeria cambiaria, pero la estabilidad cambiaria no está del todo asegurada hasta que se apruebe el Presupuesto. Esto sería un gran paso hacia adelante en relación a la histeria cambiaria de mayo, junio, julio, pero no implica la posibilidad de ver ni siquiera de manera optimista la recreación del mercado crediticio”.

En ese sentido, alertó sobre los problemas que plantea el esquema de emisión cero propuesto por el nuevo titular del Banco Central Guido Sandleris, que implicará una fuerte limitación del crédito bancario: “Vamos a un escenario en que no va a haber histeria cambiaria sino estabilidad, pero esto no da lugar para recrear el mercado crediticio. Sin eso, no hay mercado. Vamos a volver a niveles de 2013,2014 y 2015 de 3000 escrituras por mes, lejos de las 6200 a las que llegamos”.