D´Attellis: “La inflación de este año va a estar cerca del 30% ”

                RedacciónEDA

Cuando uno habla con los especialistas no parecen sorprendidos por lo que acaba de ocurrir con la Economía. Lo confirmaron oficialmente los funcionarios de la cartera de Hacienda “la corrida del dólar no nos tomó por sorpresa” –dijo Caputo, secretario de Finanzas.

Por razones opuestas,  los de la vereda de enfrente tampoco se sorprendieron “este globo se estaba gestando con estas políticas financieras y en estos días sufrió el efecto del contexto global y del local, que juntos, provocaron esta corrida del dólar que no se pudo frenar.

Más allá de eso, el verdadero estupor es sobre todo para los actores de la economía doméstica, altamente preocupada por el traslado a precios: de transporte, de alimentos, de combustible. La desazón es de aquellos que por estos días por ejemplo pagan cuotas en UVAS o  los que  pensaban adquirir un crédito hipotecario para acceder a su primer vivienda (que en estos 10 días ya vale un 15% más).

“Es cierto que en una situación de crecimiento económico el traslado a precios sería más fuerte que en este contexto recesivo con pérdida de poder adquisitivo, pero aunque en este caso será menos potenciado,  de todos modos aumentarán los precios y la inflación ya no va a estar ni en 20 ni en 25 sino más cerca del 30% cuando las paritarias cerraron casi todas en 15%”  – sorprendió Agustín D´Attellis, uno de los economistas consultados.

El punto en cuestión es el traslado a precios, que con esta devaluación en Argentina es automático, ya sea por nuestra historia, por nuestra estructura económica, por   nuestra dependencia de los productos importados, por nuestra formación, en fin, y esta vez no va a ser diferente.

La situación es muy delicada. No sabemos cuál será la reacción del gobierno ante esta situación pero cualquiera sea, ya se generó cierta desconfianza y cuando hay desconfianza está visto que no hay aumento de tasas  que pueda parar la corrida y entonces se producen estragos en la Economía.

D´Attellis, señaló también que “lo que preocupa es la descoordinación del equipo económico donde cada uno sigue un objetivo propio que a veces va en sentido contrario del otro. Y por más que mil veces advertimos que iban en contra del fortalecimiento del mercado interno, de lo que necesita la industria, insistían en que el dólar estaba muy barato… y apostaban a grandes negocios financieros. Ahora es el caos”.

¿A esto debemos incluir la suba de tarifas o son dos temas separados?. “La decisión del gobierno de subir las tarifas responde a la misma cuestión: el mercado internacional presiona al gobierno para que saque subsidios y así ordene un poco los números, ajuste y eso y se asegure que puede pagar los intereses de la deuda que creció un 130% de 2016 a 2017” – confirmó D´Attellis, especialista en macroeconomía -.

El correlato es que van aumentando las tarifas, que fueron dolarizadas en estos dos años y quedan todavía 10.000 millones de dólares que el gobierno pretende dejar de subsidiar, con lo cual habrá nuevos aumentos, y un nuevo golpe al bolsillo, si no es que, ante el permanente reclamo de intendentes, organizaciones civiles y vecinos, la  Justicia decide intervenir (como ya lo hizo en otras oportunidades) para poner un freno a esta polémica medida.