Crisis en Peugeot: la empresas suspendió a 2000 mil trabajadores

                RedacciónEDA

En el marco de la aguda crisis que atraviesa la industria automotriz, la empresa de origen francés Peugeot suspendió a 2.000 trabajadores de su planta en El Palomar. La medida es por dos meses y a raíz de la caída en las ventas de la compañía.

De todos modos, la empresa asegura que las suspensiones también se deben al cambio de plataforma para el lanzamiento del nuevo modelo Peugeot 208. A su vez, informó que durante los dos meses de paro los trabajadores percibirán el 75% de sus haberes, a partir del acuerdo que alcanzó con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Esta noticia se suma a lo sucedido en la autopartista Metalpar, que cerró su fábrica -también ubicada en el conurbano bonaerense- y dejó a 600 personas sin empleo. Desde las firmas expresan que tienen stock para cinco meses, producto de la caída de las ventas al mercado interno y exportaciones.

Javier Cao, experto en el mercado automotor de la consultora Abeceb, destaca uno de los factores principales para el desplome de las ventas: “Los precios de los autos están mayormente dolarizados. Esto generó que la fuerte corrección cambiaria impactara en los valores de los 0Km, que se movieron bastante por encima de la inflación”. Así, los precios de los diez autos más vendidos en el mercado interno acumularon aumentos de 75% en promedio, mientras que los salarios subieron apenas un 30%, marcando así una brecha difícil de saltar.

El analista destaca que el otro factor clave para la dramática situación es la política de tasas altísimas fijada por el Banco Central: “Todavía está en niveles muy elevados y esto afecta a todos los sectores de bienes durables, como son los autos o los electrodomésticos”. Como muestra de ello, durante 2018 la cantidad de operaciones concretadas con créditos se desplomó un en promedio 15% (la cifra se elevó a cerca del 40% a partir de septiembre del año pasado).