Crisis en los kioskos: cerraron casi 28 mil en 3 años y peligran 10 mil para 2019

                RedacciónEDA

La crisis de los kioskos parece no tener fin debido a la combinación de aumentos de costos fijos y una abrupta caída del consumo. En tres años, de acuerdo a datos de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), ya cerraron 28 mil establecimientos y para este 2019 el panorama no luce alentador: advierten que peligran 10 mil locales, con un impacto en la distribuidoras de golosinas que además poseen comisiones bancarias a los depósitos en efectivo.

“Nos impactó el tarifazo que Macri nos aplicó a todos los argentinos y los comercios de proximidad no pudimos resistir”, describió el titular de la UKRA, Adrián Palacios, y agregó que el mayor golpe ocurrió en las grandes ciudades del país y en los locales ubicados en las principales avenidas de los centros comerciales.

Tal como menciona el representante, la problemática se registró de lleno en el Gran Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba, donde existieron más cierres por el importante aumento de los precios de los alquileres. El titular indicó que un local en una avenida principal cuesta entre 20 mil y 25 mil pesos, mientras que en la capital 25 mil pesos es el piso del costo.

A su vez, las facturas de servicios públicos tienen una gran incidencia. «En una factura de luz, un kiosquero pagó $ 8 mil. Al mes siguiente, por el mismo consumo tuvo que pagar $ 23 mil. Si a eso le agregamos los $ 20 mil de alquiler y los gastos fijos, son $ 50 mil de base para abrir todos los días”, dijo Palacios.

A su vez, estableció que “si este año las empresas distribuidoras de gas quieren aplicar un nuevo aumento del 35% se agudizará la crisis, ya que no solo impactará en nuestro negocio sino también en los vecinos, a los que el salario no les alcanzará para consumir”. Una situación que lleva a que este año cierren muchísimos locales: “Si siguen con los incrementos van a desaparecer 10 mil kioskos más en los próximos meses. Lamentablemente estamos al límite de la subsistencia. Trabajamos para sobrevivir y mantener lo que tenemos”.

Desde su óptica, es fundamental que el Gobierno deje de tomar medidas para los sectores concentrados de la economía: “Las políticas que lleva adelante Mauricio Macri son para la bicicleta financiera, para beneficiar a los bancos y para las grandes cadenas de supermercados, pero no para las pyme». Consultado por los créditos para Pymes que anunció el Gobierno, sostuvo: «Quienes saquen ese crédito lo harán para pagar las tarifas y los alquileres. No va a estar volcado a la producción porque no hay consumo. El que quiera fabricar productos no lo va a hacer”.

En tanto, la organización registró como alternativa a la suba de costos la apertura de 15 mil “kioscos ventana”, es decir, locales informales que se abren directamente en garajes o piezas de las casas de los kiosqueros ante este contexto.