Correo Argentino planea cerrar 160 locales en todo el país

                RedacciónEDA

La empresa vinculada al presidente Mauricio Macri, Correo Argentino, ya arrancó con el ajuste anunciado hace ya varios meses: cerró dos sucursales en provincia de Buenos Aires. La empresa bajó las persianas de sus locales en Loma Negra e Hinojo del partido de Olavarría y prevé hacer lo mismo con otras 158 oficinas de carácter similar.

Se trata de dos sucursales que funcionaban en locales alquilados y con el pretexto de achicar costos se anunció que en 2019 serían cerradas. Sus tres trabajadores fueron reubicados en la sede central de Olavarría.

A pesar de diversas gestiones que se realizaron desde el concejo Deliberante para “impedir el cierre” pues de este modo ya no se podrán hacer más giros de dinero, ni enviar telegramas sin viajar a las cabeceras de los partidos” lo que significa un retroceso para la vida en el interior.

En el caso de Loma Negra, la sucursal cumplía 100 años este 2019 y se había salvado de la privatización. “Para los pueblos esto es una nueva forma de matarlos de a poco. Todo se centraliza y para hacer cualquier trámite hay que viajar hasta la cuidad”, apuntaron.

“Hasta último momento dijeron que se iban a mantener las sucursales, se garantizó el presupuesto cero, solo con el costo salarial de los trabajadores que igual mantienen sus puestos laborales, pero a último momento dijeron que se cerraban”, concluyeron por medio de un comunicado.

Todo fue un proceso de involución “El Correo ya venía perdiendo funciones como las prestaciones de ANSES que quedaron a cargo de los bancos”, detallaron desde el sindicato Foecyt.