Con las guardias llenas, despiden trabajadores y quieren cerrar hospitales

                RedacciónEDA

Esta semana colapsó la guardia del hospital Garraham y la UCE (Unidad de Contención Estacional) recientemente inaugurada con bombos y platillos por el mediático presidente del Consejo de Administración, Kambourian. Volvieron a internar niños en los pasillos siendo que esta nueva unidad era justamente para evitar esta peligrosa situación. Por si esto fuera poco, explotaron dos frascos de aspiración que por suerte no lastimaron a nadie.

Al mismo tiempo despiden trabajadores, uno de ellos, enfermero de 28 años de antigüedad, clave en estos momentos ya que en la UCE el personal de reciente ingreso no tiene experiencia en pediatría. Además despiden a una técnica de esterilización que está embarazada y a un operario que está esperando familia.

El marco de despidos, el ajuste incluye cerrar los hospitales Ferrer, Udaondo, Curie, IREP y el ofrecimiento en la paritaria de 12% en tres cuotas está volviendo la situación insostenible en el hospital pediátrico público más prestigioso del país y de Latinoamérica.

Por eso en la asamblea del 30/5 se resolvió profundizar el plan de lucha con un abrazo al hospital con corte de calle el 6 de junio a las 13.30 hs. en la entrada de combate de los pozos por la reincorporación de los cesanteados, el 25% en una sola vez, con clausula gatillo y $7000 para los que no llegan a la canasta familiar.