Avianca pidió el procedimiento preventivo de crisis y busca el ajuste

                RedacciónEDA

Antes de cumplir el año, la aerolínea Avianca Argentina inició el procedimiento preventivo de crisis. Lejos de la expansión que había prometido, suspendió su proyecto de ampliación de flota y por el contrario comenzó su retracción lo que pone en riesgo a los 300 trabajadores de la aerolínea.

La confirmación fue oficial a través del CEO de la compañía, Carlos Colunga, quien aseguró que el trámite se inició en la secretaría de Trabajo de la Nación, con la finalidad de encontrar una salida.

De inmediato, desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) se advirtió a sus afiliados que Avian Líneas Aéreas (razón social de Avianca Argentina) inició formalmente los “mecanismos para que la empresa entre en el Procedimiento Preventivo de Crisis”.

“Se trata del paso previo a suspensiones o al despido masivo de trabajadores”, afirmaron desde el gremio. De habilitar la secretaría el Trabajo el procedimiento la firma podría “negociar a la baja indemnizaciones por despido o incluso modificar el convenio colectivo de trabajo a cambio de conservar los empleos”.

“Más allá de las propias dificultades del Holding o del contexto económico en el país, esta situación es una muestra más del acabado fracaso de la Revolución de los Aviones del ministro Guillermo Dietrich”, advirtió APLA.

Y concluyó: “Como colectivo vamos a dar todos los pasos que sean necesarios para asegurar la estabilidad de las fuentes y condiciones laborales sin descartar medidas de fuerza de alcance nacional en todas las empresas para revertir esta situación”, señalaron indignados luego de que desde la empresa señalaron que el problema está «tenemos 80 pilotos para dos aviones y la situación se hace así insostenible.

“Nosotros proyectamos contar con 4 aviones y por eso tomamos y capacitamos pilotos, pero el dólar duplicó su valor y el combustible subió de manera desproporcionada, lo que hizo imposible que trajésemos los dos aviones que teníamos previstos», dijo Colunga.

A Raíz de la devolución de un avión Airbus 320 con el que tenía previsto iniciar los vuelos entre Buenos Aires y San Pablo, Brasil, ya se habían dado algunos indicios de la mala situación de la empresa que pidió auxilio al gobierno para su “supervivencia” mientras ve como ajusta su plantel de pilotos a quien culpa de la actual situación.

Avianca Argentina es propiedad de Synergy Group, el cual también es accionista mayoritario de Avianca Holdings. Actualmente vuela entre Buenos Aires/Aeroparque, Rosario, Santa Fe, Reconquista, Punta del Este y Termas de Río Hondo, pues suspendió los vuelos a San Pablo.