Asamblea luego del paro por los reiterados ataques a colectiveros en La Matanza

                RedacciónEDA

Como consecuencia de un nuevo hecho de inseguridad en el conurbano bonaerense, esta mañana, los delegados gremiales de la empresa 242 mantienen una asamblea para determinar los pasos a seguir, tras reunirse con autoridades policiales, luego de que siete líneas de colectivos que recorren principalmente los distritos bonaerenses de La Matanza y Morón realizaron ayer un paro para reclamar mayor seguridad.

La medida se tomó luego de que un chofer de la línea 242 fuera baleado en un pie por un delincuente. El conductor, Mauro Montenegro, fue la persona agredida quien debió ser llevado a una clínica donde se determinó que estaba fuera de peligro.

Según indicaron fuentes policiales, el ataque se produjo en el barrio La Abadía, partido de La Matanza, en el momento en que el colectivo había terminado su recorrido y ya se habían bajado los pasajeros.

En ese momento el último pasajero fue el autor del violento asalto que hirió al chofer y provocó esta medida de fuerza para reclamar seguridad en un barrio donde ya ha habido hechos muy similares, aun con consecuencias mucho más graves.

Debido al hecho, los choferes de la empresa de transporte La Cabaña, decidieron realizar un paro de actividades que afectó a las líneas 172, 174, 242, 298, 317, 624 y 635.

Juan Carlos, un compañero del chofer baleado, dio testimonio a los medios de que en el mismo barrio, “el viernes poco después del mediodía, un grupo de delincuentes que asaltaba a un motociclista abrió fuego contra el colectivo que él conducía y cuatro de los tiros dieron en el colectivo que llevaba pasajeros y niños del colegio que milagrosamente resultaron ilesos”.