Ante problemas financieros, Iveco suspendió a 900 trabajadores

                RedacciónEDA

La fábrica de camiones Iveco informó que durante este mes solamente habrá actividad durante 10 días en la planta ubicada en la localidad cordobesa de Ferreyra. Esta medida generará la suspensión de unos 900 operarios.

La empresa tomó esta decisión tras una fuerte caída de la demanda, producto de la agresiva política comercial y de financiamiento de la competencia brasileña, lo que ya generó que la firma comenzara a atravesar dificultades financieras desde el año pasado. Por otro lado, según reveló el SMATA, la compañía ya puso en marcha un plan de retiros voluntarios para reducir el personal.

Ricardo Pignanelli, referente sindical, expresó que en este contexto “en los próximos meses se van a perder 15 mil puestos de trabajo en el sector automotriz”. Lo que sucedió en Iveco se suma a la crisis de Renault, entre otras firmas, que el último miércoles suspendió a sus 1.500 operarios y paralizó la planta de producción que tiene en Córdoba por el derrumbe de ventas.

Vale destacar que las ventas mayoristas de la industria automotriz al mercado interno cayeron más del 50% en enero en comparación con el mismo período del año pasado. En tanto, la producción se retrajo un 32%, en el peor arranque en una década.