Ante la crisis, crecen los locales de comida «low cost»

RedacciónEDA

La crisis económica hizo flaquear los bolsillos de los argentinos que, al momento de comer, comenzaron a inclinarse por locales capaces de ofrecer menúes baratos y de calidad. Por eso, crecieron marcas como Tomasso, Costumbres al Paso y Costumbres Argentinas.

Las mencionadas firmas ponen en servicio empanadas de 20 pesos y pizzas a 80 cuando en otros comercios valen el doble. Fernando Arosio, representante de Costumbres Argentinas, que coloca en el mercado a precio económico panes, facturas y sanwiches, indicó sobre el fenómeno que día a día se consolida: “Nosotros abastecíamos a las panaderías de los supermercados, pero los plazos de pago son a 60 ó 90 días, por lo que no contábamos con fondos con liquidez en el día a día, por eso decidimos salir al mercado con clientes directos y con locales propios”.

Misma apuesta pasa por pizzerías Tomasso, que se expandió rápidamente gracias a buenos precios y calidad: “Tengo tres locales, en Palermo y Caballito. Empecé con la cadena hace 2 años y medio y abrí el último de mis locales hace apenas tres meses”, comentó Lucas Pehua, dueño de la marca. Para ahorrar costos, no trabajan con delivery aunque sí están en plataformas digitales como Glovo o Rappi, hoy cuestionadas por la Justicia.

Hoy, se calculan que estas empresas pueden facturar una buena cantidad de dinero: “Los locales grandes cuentan con una facturación por mes de $1,8 millones. Mientras que los comercios “Al Paso” cuentan con una facturación que va entre los $800 millones y $1,5 millones por mes con una rentabilidad neta en ambos casos de entre el 12% y 13%”, apuntó Arosio.

Y está convencido de que “la clave del éxito es ofrecer productos de calidad a precios muy accesibles. Todos los estratos sociales nos eligen, todos los productos superan la expectativa del consumidor. Eso lo logramos con una fuerte inversión inicial de la empresa en maquinaria”