Alarma: La pobreza llegó al 33,6% y ya son 13,6 millones de pobres

                RedacciónEDA

En lo que constituye un verdadero retroceso en términos de desigualdades en la Argentina el índice de pobreza se disparó al 33,6% en todo el país durante el tercer trimestre de este año y constituye así un aumento de 19% respecto de las cifras difundidas por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) un año atrás.

Según el informe, en la Argentina existe un 33,6% de personas que viven por debajo de la línea de pobreza (un año antes había medido 27,3%), y que hay un 6,1% que se encuentran en la indigencia. Esto constituye un estimado de más de 13,6 millones de personas que sufren la pobreza.

“Este es un informe que responde a una Argentina que vive con muchas desigualdades, una inflación que pegó mucho en la población y una importante franja de los argentinos que no tiene trabajo”, expresó Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

Los números arrojados por este índice se realizan en unos 5.800 casos de los conglomerados urbanos del país con más de 80.000 habitantes y toma en cuenta una muestra por ingreso aunque tiene datos más ampliados de la situación de las personas pobres o indigentes.

Es importante destacar que el Observatorio de la UCA es uno de los más confiables organismos del país en la realización de mediciones,  que incluso fueron utilizados casi como datos del INDEC en tiempos en que el organismo oficial de gobierno no medía con precisión estos datos.

Los nuevos pobres pertenecen a la clase media no profesional, que alcanzó al 8,1% desde 4,9%, y en la clase obrera integrada, que subió al 43,3% subiendo desde el año pasado desde 35,1%. En cuanto a la indigencia, el sector más afectado fue la clase trabajadora marginal, que pasó de 17,6% a 19,6%.

Los datos revelan también que el conurbano bonaerense sigue siendo el más perjudicado con 43,3% de la población y que la pobreza y la indigencia golpean más fuerte a los menores de edad en todo el país ya que el 51,7% de los niños hasta 17 años es pobre y el 10,9% es indigente.