Aeronáuticos denuncian acuerdo bilateral con EEUU como «traición a la patria»

                RedacciónEDA

El reciente acuerdo de liberalización del transporte aerocomercial entre los gobiernos de Argentina y Estados Unidos generó fuertes críticas de todos los gremios del sector, que denuncian la consagración de una política de “cielos abiertos” que debilitará a las aerolíneas locales, especialmente a la de bandera, poniéndola a competir “con desventaja” con las estadounidenses.

El acuerdo, que enmienda el vigente desde 1985 y lleva las actuales 112 frecuencias semanales entre ambos países a un número ilimitado (además de habilitar a las operadoras estadounidenses para realizar sus propios servicios de rampa y handling), también habilita a las aerolíneas estadounidenses a utilizar el territorio argentino como un HUB de conexión con otras partes del mundo, solapando las rutas y frecuencias que hoy ofrecen Aerolíneas Argentinas y Austral.

La polémica medida fue firmada este miércoles por el ministro de Transporte Guillermo Dietrich con su par de Estados Unidos Elaine Chao. Según el funcionario argentino, el “acuerdo de servicios de Transporte Aéreo” apunta a “ampliar las rutas y frecuencias aéreas de forma ilimitada” y “permitirá que se realicen vuelos directos sin escalas”. Dietrich consideró que se trata de un paso más en la promocionada “revolución de los aviones” que defiende Cambiemos.

Ya varios de los gremios aeronáuticos se pronunciaron en contra de la medida y anticiparon que el próximo lunes se reunirán para dar a conocer una declaración conjunta sobre el tema, además de pedir una visita de urgencia al Congreso de la Nación para discutir con los diputados lo que consideran como un gravísimo avasallamiento de la soberanía nacional.

Además de implicar un ataque directo contra Aerolíneas Argentinas, la medida implica también un aval a una de sus competidoras directas, Latam (la fusión de la aerolínea chilena LAN con la brasileña TAM), de la que el actual secretario de Energía Gustavo Lopetegui fue CEO durante años.

Edgardo Llano, titular de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) consideró que Dietrich y Chao “firmaron algo que es ilegal” porque “permite brindar servicios de rampa cuando no está desregulado ese mercado”. Además consideró que el acuerdo propende a la política de cielos abiertos que Estados Unidos “quiere hace más de 20 años”.

La Asociación de Aeronavegantes (AAA) adelantó su “oposición a toda medida o modificación de normativas que resulte en una política de cielos abiertos, poniendo en enorme riesgo miles de puestos de trabajo argentinos de calidad” y confirmó que “tomará sin dudar las medidas legales y gremiales que considere ante una nueva amenaza al sector”.

Pablo Biró, secretario General de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) remarcó que “lo que firmó el Gobierno con Estados Unidos es la sumisión total del cielo con una potencia extranjera a la que no le podemos competir” y aseguró que “el acuerdo bilateral es para destruir Aerolíneas Argentinas”. Luego recordó que “Dietrich en 2016 decía que no iba a haber cielos abiertos, y ahora acaba de firmar la entrega total de los cielos argentinos a una potencia extranjera”.

El gremialista anticipó no sólo “medidas de fuerza, marchas y presentaciones en el Congreso” para luchar contra el acuerdo sino también ir a la Justicia para “denunciar a los funcionarios por traición a la patria”. Por último remarcó que “atrás de este acuerdo aerocomercial con Estados Unidos hay negocios y curros” y concluyó: “Están entregando la bandera. Entregar los cielos es un crimen. Lo de Dietrich es una entrega de soberanía y eso es traición a la patria”.