«Acá no manda el Presidente, manda Lagarde»

                RedacciónEDA

Así le respondió hoy el líder camionero al presidente Mauricio Macri, luego de que ayer, en un acto por el Día de la Bandera en Rosario, el presidente lo acusara de tener un «comportamiento mafioso e ilegal».

En una conferencia de prensa, este viernes dijo que «es un absurdo total que el Presidente haya elegido ese día, y además ante quiénes lo rodeaban, la mayoría eran niños de escuelas, madres y padres, y haya hecho un ataque de esa naturaleza».

«Una persona normal no hace una cosa de esas, y mucho menos teniendo la responsabilidad de manejar el país, es un absurdo total» disparó frente a los periodistas presentes en el cierre del Congreso de Trabajadores municipales.

«Hay que ser claros: acá no manda el Presidente, manda la señora Lagarde, él es un empleado de Lagarde. Si el Día de la Bandera ponían la del FMI, ahí sí juraba por la bandera, es a la bandera que responde, a la bandera de los argentinos no responde para nada», lanzó.

Además, Moyano dejó en claro que no tuvo una buena relación con Macri. «Nunca fue una relación amorosa, fue una relación tirante. Fui al acto cuando se inauguró el monumento de Peron y fui porque me invitó mi amigo el Momo Venegas, y fui como muchos, pero eso no quiere decir que haya tenido compromisos. Mi compromiso es con los trabajadores», enfatizó.

La acusación le valió al presidente el repudio de todos los sectores del sindicalismo, inclusive de aquellos que están disgustados con el moyanismo por una u otra razón como la CGT, que rápidamente emitió un comunicado para afirmar que «el problema no son los trabajadores sino las políticas que pesan sobre ellos».

Paralelamente Moyano sigue las negociaciones paritarias con las cámaras empresarias a las que pidió un 46% de aumento salarial y con las que volverá a reunirse el próximo martes.